Reflejos

Reflejos

La Selva Tropical

La Selva Tropical o bosque lluvioso es un extenso territorio en el cual llueve durante todo el año, posee una densa vegetación y una temperatura relativamente cálida. Dos tercios de las especies de plantas y animales del planeta tienen su hogar en estas mágicas regiones, y se cree que hay millones aún por descubrir. Los bosques lluviosos tropicales, llamados “joyas de la Tierra” o ” pulmones de la Tierra”, son esenciales para convertir en oxígeno el dióxido de carbono. El bosque lluvioso también es considerado “la farmacia más grande del mundo”, debido a las muchas medicinas naturales descubiertas en él.

La Reserva Nacional de Tambopata –adyacente al albergue Reserva Amazónica de Inkaterra– es uno de los últimos bosques lluviosos vírgenes fácilmente accesibles en el mundo. La reserva, de 274.690 hectáreas de extensión (678.774 acres), ofrece una abundante riqueza de biodiversidad, así como magníficos paisajes naturales. Puerto Maldonado, conocida como la “Capital de la Biodiversidad” en el Perú, es la ciudad más grande de la Región de Tambopata. Se ubica por encima de la confluencia de los ríos Tambopata y Madre de Dios, a 400 metros (1.312 pies) sobre el nivel del mar, a 650 kilómetros (404 millas) del Cusco y 15 kilómetros (9 millas) del albergue.

Fauna presente

Los bosques lluviosos son zonas de vegetación muy densa, hogar de un gran número de especies animales. Desafortunadamente, los animales tienden a evitar la presencia humana por lo que las oportunidades de verlos son variadas e imprevisibles. Aun así, la riqueza de la vida vegetal de la región ofrece un sinfín de oportunidades de observación; los lagos y los pantanos invitan a la exploración y los variados ecosistemas del bosque lluvioso brindan la promesa de poder descubrir nuevas perspectivas y formas de entendimiento. La riqueza de la Cuenca del Amazonas crea un espectacular escenario para la observación de aves y otras actividades relacionadas.

Alrededor de 480 especies diferentes incluyendo tucanes, tangaras, atrapamoscas y coloridos guacamayos han sido vistas en la reserva. Debido al clima tropical de la región, es común observar cerca del albergue fascinantes insectos tales como arañas, ciempiés, escarabajos y hormigas.

header